Publicidad

Subasta Obligaciones 17 de Noviembre 2011

Como segunda oportunidad en esta semana, las previsiones sobre el incremento del coste de emisión de deuda se han quedado cortas. En este sentido, el Tesoro ha tenido que pagar los intereses más altos desde 1997, un 7,088% de rentabilidad marginal y un 6,97% de media, para colocar 3.563 millones de euros.

La situación crítica de los mercados hacía presagiar que el coste de la subasta de hoy se dispararía muy por encima del 6%, en niveles inéditos desde el año 1997.

En el mercado secundario cotizaba a 6,7% momentos antes de la emisión, lo cual ha elevado finalmente el coste de emisión hasta el 7%. La rentabilidad media en la subasta se ha disparado al 6,975%, y el interés marginal ha alcanzado el 7,088%, más de punto y medio porcentual por encima del 5,453% de la anterior subasta.

El hecho de tratarse de una emisión de títulos de nueva referencia ha favorecido además que el interés ofrecido en la colocación se haya situado significativamente por encima del que reflejaban los bonos a diez años que cotizan en el mercado secundario (6,7%).

El ratio de cobertura se ha limitado a 1,5 veces, por debajo del 1,7 y 1,9 veces registrado en las dos últimas subastas de obligaciones a 10 años.

El Tesoro ha vendido obligaciones a 10 años al 6,975%, cuando en el secundario la referencia se situaba en el entorno del 6,6%. La diferencia de rentabilidad entre la subasta y la tasa de que marca el secundario se debe esencialmente a una diferencia de vencimientos.

Entonces, tenemos que el Tesoro ha emitido obligaciones con vencimiento a finales de enero de 2022 con una rentabilidad media cercana al 7%, cuando las pantallas de Bloomberg hablaban del 6,6%.

Para explicar esta diferencia, Bloomberg indica que emplea una media del precio dado al menos por tres creadores de mercado y el quid radica en que no hay un único bono a 10 años. Los que vencen en menos tiempo pagan un interés menor, de ahí que la referencia se sitúa por debajo.

Así, las obligaciones que colocó el pasado 20 de octubre con vencimiento a finales de abril de 2021 (las que tienen más liquidez) tienen un rendimiento del 6,72%. La diferencia radica principalmente en que los inversores recuperarán el dinero unos nueve meses antes que en los bonos vendidos hoy. Como regla general, a mayor plazo, mayor interés.

De esta manera, el Tesoro no volverá a acudir a los mercados hasta el día 1 de diciembre, cuando emitirá bonos. ¿Una buena opción que superará el IPC 2012?

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>